sábado, 13 de marzo de 2010

El antídoto contra la tacañería: Dar

Dicen que una vez una señora de alta sociedad estaba dando una fiesta en su casa con el propósito de recaudar fondos para ayudar a los más necesitados.

Uno de los invitados, un hombre muy acaudalado dijo que no podía dar nada porque estaba pasando por una necesidad económica muy grande. La dueña de casa tomo el canasto y se lo extendió diciendo: Tome usted lo que necesite de este canasto ya que para las personas necesitadas es que hemos hecho esta colecta.

El hombre se puso rojo de vergüenza al darse cuenta del extremo al que había llegado su tacañería.

Comentario:

Hay personas que aspiran al bienestar y ponen su meta de felicidad en el placer. Disfrutar al máximo y padecer lo minino. Adoctrinados por la sociedad de consumo, otros, entienden que la verdadera satisfacción de vida está en no carecer de nada y vivir en la abundancia. Resultado de esta mentalidad es vivir un estilo de vida suave con sensaciones placenteras que no conlleva compromisos ni complicaciones, el objeto de su vivir feliz pero que tristemente el hombre se cierra a Dios y al prójimo y vive como un ser egoísta y solitario.

Cita Bíblica:

Jesús dijo: "Den y se les dará, recibirán una medida bien llena, apretada y rebosante; porque con la medida que ustedes midan serán medidos". (Lucas 6, 38)

Ayúdanos a Crecer. Si deseas compartir tu testimonio, historias, mensajes o reflexiones para que sean publicadas en “El Mejor Compartir”, solo tienes que enviarla por correo a esta dirección: Comparte con nosotros

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

El Mejor Compartir. Copyright 2008 All Rights Reserved