lunes, 20 de diciembre de 2010

Vive la palabra: El Espíritu Santo en nuestra vida

Sin el alma, aunque un órgano o miembro del cuerpo este completo, no sirve; es un cadáver. Sin el Espíritu Santo en nuestra vida, solo somos cristianos de nombre: inútiles ramas secas en el tronco de la vida (Juan 15, 5). En cambio cuando el Espíritu Santo vive en nosotros, nos da fuerza, gozo, poder y alegría.


Su acción nos:

Abre a la vida de Dios, ayudándonos a vencer los prejuicios, reconciliarnos, proporcionar la unidad en la diversidad, trabajar por la justicia y la paz.

Libera de adicciones, que nos esclavizan al placer y a los bienes, materiales, permitiéndonos actuar con libertad muriendo a las apariencias ante las presiones sociales del mundo.

Ilumina, para conocernos mejor a nosotros mismos y descubrir la presencia de Dios en nuestra vida, revelándonos sus planes y proyectos.

Proporciona paz, en el sufrimiento, cuando nuestras expectativas no se cumplen y ante la falta de seguridad en la vida.

Mantiene la esperanza, de un mundo mejor aquí y ahora, y del que gozaremos siempre de Dios y nuestros seres queridos en nuestra vida futura siempre que permitamos que el Espíritu Santo sea el centro de nuestra vida, actuar y caminar.

Haz momentos de oración abriéndote por completo a la obra transformadora del Espíritu Santo que habita en ti.

Ayúdanos a Crecer. Si deseas compartir tu testimonio, historias, mensajes o reflexiones para que sean publicadas en “El Mejor Compartir”, solo tienes que enviarla por correo a esta dirección: Comparte con nosotros

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

El Mejor Compartir. Copyright 2008 All Rights Reserved