viernes, 29 de abril de 2011

La Disciplina para alcanzar lo que anhelas

“Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo”2 Juan 1:8. Esta por demás decir que todos nosotros anhelamos muchas cosas, si por un momento les preguntara cual es su más grande anhelo, te aseguro que no dudarías mucho en decirte tantos anhelos espirituales, académicos, familiares, laborales, sentimentales, etc.


La verdad es que cada uno de nosotros quisiéramos ver cumplidos todos nuestros anhelos, pero pocos analizan lo que esto significa, es decir que para poder alcanzar nuestros más ansiados anhelos hay un proceso de parte de Dios el cual debemos pasar, no hablo especialmente de problemas, sino más bien de ser constante en mi vida espiritual.

Este tema quiero dedicarlo a todos aquellos que en su afán de ver cumplido su anhelo, no mantuvieron la disciplina que se necesita, desesperándose de esta manera y no permitiendo que su tan ansiado anhelo se cumpliera, por medio de este tema quiero decirte que Dios tiene una oportunidad más para ti, pero es necesario que entiendas la forma de actuar de Dios y que sepas esperar en El.

¿Que es un anhelo?

Una anhelo es todo aquello por lo cual nos sentimos atraídos de poder cumplir, se puede decir que es un sueño que tenemos y que deseamos cumplir, son metas puestas en nuestro corazón con intención de alcanzarlas.

¿Hay alguna clave para alcanzar mis anhelos?

Definitivamente no hay ninguna clave secreta, sino que todo es claro y sencillo, lastimosamente la mayoría de nosotros no logramos entender que para alcanzar nuestros anhelos se necesita “DISCIPLINA”.

¿Te has preguntado porque los deportistas más famosos lograron triunfar?, por la simple y sencilla razón que mantuvieron una rigurosa disciplina de entrenamientos, para que luego estos pudieran dar el fruto deseado. Es lo mismo en lo espiritual, si tu quiere alcanzar objetivos, tienes que mantener una disciplina espiritual en tu vida, es decir que si tu comienzas algo, tienes que terminarlo.

LA DISCIPLINA ES LA CLAVE PARA VER RESULTADOS.

¿Cuántos alguna vez quisieron aprender a tocar un instrumento y nunca lo lograron?, casi pudiera afirmar que un 80% de jóvenes ya sean varones o señoritas han querido en algún momento de su juventud aprender a tocar algún instrumento, pero quizá el 50% de estos no lo ha logrado realizar. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que no mantuvieron disciplina para lograrlo.

Pero si hablamos de disciplina ¿A que nos referimos?, a continuación te citare algunos aspectos que tienen que ser vitales en la disciplina que tienes que mantener para ver resultados en tu vida.

La Perseverancia: El hecho de no rendirte frente a los obstáculos que se te presentaran, si a las primeras de cambio quieres rendirte, entonces no eres digno de ver tu anhelo cumplido. Tienes que mantenerte firme siempre, pese a cualquier situación, tu ánimo no tiene que depender de las circunstancias que te rodean, sino más bien de Dios. Parte de la Disciplina es la perseverancia, un atleta no se rinde tan fácil, el se entrena para alcanzar la meta, aunque esto signifique que tropiece en los obstáculos, el se levantara nuevamente y seguirá en la carrera, pues la meta es su objetivo.

Muchas veces vendrán situaciones que querrán desanimarte en tu objetivo de alcanzar tus anhelos, pero es ahí en donde tienes que tomar para ti la palabra de Dios que dice en 2 Timoteo 1:7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.”

Todo aquel que persevera en la conquista de su sueño, es digno de obtenerlo, pero aquel que se rinde, nunca lo fue, porque es de valientes perseverar y mantenerte firme en tu objetivo.

La comunión con Dios: Si tu quiere ver resultados y te esfuerzas humanamente por cumplirlos, pero te olvidas de mantener una relación intima con Dios, entonces difícilmente veras frutos, y si los vez entonces serán frutos humanos y no tendrán proveniencia divina. Parte de la disciplina espiritual es mantener diariamente un hábito de oración y lectura de la Palabra de Dios, la oración para mantenernos comunicando con Dios y la Palabra para que Dios nos hable y nos renueve las fuerzas día a día.

A lo mejor tu comenzaste a mantener un comunión diaria con Dios, pero pasados algunos días, comenzaste poco a poco a descuidar esta área y volviste a caer en el acomodo espiritual, quizá te has propuesto muchas veces comenzar a tener más comunión con Dios y solo ha quedado en la intención, pues a la hora de ponerlo en práctica, tu carne que por cierto difícilmente querrá mantener comunión con Dios te ha hecho posponer ese propósito desde hace mucho tiempo.

La comunión con Dios es vital para que todo aquel que quiera alcanzar sus anhelos pueda verlos cumplidos y esto es parte principal en la DISCIPLINA que necesitas mantener para ver resultados.

LA TEORIA ES FÁCIL, LA PRACTICA ES LA QUE HABLA DE NOSOTROS.

Es fácil aprenderse todos los versículos que hablan acerca de que Dios nos dará fuerzas, de que El estará con nosotros, de que El es nuestro Roca, etc. La teoría la sabemos muy bien, al igual que sabemos muy bien que para cumplir mis anhelos tengo que mantener Disciplina en mi vida y no desesperarme. Pero es necesario que pongamos en práctica lo que sabemos, tu puedes ser una persona que se sabe todo los conceptos de la Biblia, pero sino las pones en práctica no sirve de nada.

¿Qué harás cuando te sientas tentado a no seguir luchando por tus anhelos?, ¿los dejaras así por así?, ¿Pondrás pausa durante algunos meses?, ¿Te rendirás porque ya te cansaste de luchar?, amigo mío, la teoría ya la tienes, entonces ¿Por qué rendirte?, si tu sabes que Dios te da las fuerzas, ¿Por qué tirar la toalla?, o ¿acaso no sabes que Dios es quien te sostiene?, ¿acaso no sabes que tus fuerzas provienen de Él?, ¿no te dijo que estará contigo todos los días de tu vida hasta el fin del mundo?, entonces ¿porque rendirte?, ¡Vamos! La teoría la sabes, es hora de poner en práctica la Palabra de Dios, es hora de adueñarnos de nuestros anhelos, es hora de hacer guerra y no rendirnos, es hora que le demostremos al enemigo que es más grande el que está con nosotros que el que está en el mundo, es hora que salgamos a guerrear porque esta batalla y esta guerra es nuestra por medio de Jesucristo.

Si quieres ver resultados en tu vida, tienes que mantener disciplina en tu vida y creer firmemente que con Dios eres más que vencedor y que cualquier cosa la puedes cumplir con la ayuda de Él. Definitivamente Dios nos ha llamado a grandes cosas, a conquistar tierras, a ser cabezas y hacer la diferencia en medio de este mundo indiferente. Pero todo requiere disciplina para poder saber mantenernos, esperar y lograr lo que Dios tiene preparado para nosotros.

Por. Enrique Monterroza
Fuente: http://www.enriquemonterroza.com/

Ayúdanos a Crecer. Si deseas compartir tu testimonio, historias, mensajes o reflexiones para que sean publicadas en “El Mejor Compartir”, solo tienes que enviarla por correo a esta dirección: Comparte con nosotros

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

El Mejor Compartir. Copyright 2008 All Rights Reserved