jueves, 17 de noviembre de 2011

Vive la palabra: El juico de las personas

A Jesús lo criticaron muchas veces por lo que El hacía; curar en sábado, enseñar con autoridad, comer con los pecadores, hasta por enseñar lo que suponían que no debería saber por no ser un doctor en la ley. Jesús exhorta a quienes lo criticaban: No juzguen según las apariencias, juzguen con rectitud” Juan 7, 24


Es fácil juzgar por las apariencias, pues es imposible conocer las intenciones de las personas. Por eso, aprende de Jesús, ten buenas intenciones en todo lo que haces y persevera haciendo el bien aunque te juzguen erróneamente.

Piensa por unos momentos. ¿Cómo juzgas tú a los demás? ¿Qué tal cumples con las enseñanzas de Jesús al respecto? 

Por último, no hagas cosas buenas que parezcan malas para no dar ocasión de escándalo o malas interpretaciones. A veces los jóvenes, buscando libertad y autenticidad, cometen imprudencias que pueden dañar fuertemente su vida. Antes de emprender una acción arriesgada, pregúntate su tus razones son valiosas y si pudieran tener consecuencias negativas  

Ayúdanos a Crecer. Si deseas compartir tu testimonio, historias, mensajes o reflexiones para que sean publicadas en “El Mejor Compartir”, solo tienes que enviarla por correo a esta dirección: Comparte con nosotros

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

El Mejor Compartir. Copyright 2008 All Rights Reserved