miércoles, 5 de diciembre de 2012

En busca de un Rey de emociones

Autor. Eduardo 

Trabajad, no por la comida que perece, sino por la que a vida eterna permanece. (Juan 6: 25-27). Recuerdo cuando era un juvenil, la emoción tan grande que me causaba ver al animador de una disco que se encontraba cerca de mi barrio.

Él era la sensación del momento, seguido por muchas chicas y chicos, entre ellos yo, que trataba de imitar sus gestos, forma de hablar y muchas otras habilidades que me incitaba a coronarlo como el rey de mis emociones. Un día, dicho rey fue expulsado por problemas de trabajo y pensamos que nos habíamos quedado sin la sensación del momento, pero no fue así. Apareció otro, superando sus grandes habilidades y atrapando nuevamente nuestra atención. Fue cuando nos dimos cuenta, que había llegado un nuevo rey de emociones.

En el tiempo de Jesús, muchas personas lo coronaron como el rey de emociones y no como el salvador. Ellos no entendían las señales de salvación y vida eterna, puesto que sus ojos y corazón estaban puestos en las necesidades materiales.

Hoy en día, también hay muchas personas que van a las iglesias buscando el bienestar material, basado en una “Fe emocional” que se va debilitando a medida que crecen las necesidades y problemas en sus vidas desalentándolos por completo, llevándolos así, en busca de otras soluciones emocionales. Realmente es una lástima, pues se pasarán buscando un rey de emociones y jamás resolverán sus problemas, ya que la necesidad del hombre no está en el pan material sino espiritual, el cual es Jesús.

En (Juan 6: 35) Jesús enseñó que su propósito iba más allá de sus problemas y necesidades; su propósito era darle vida eterna a todo aquel que en él cree. Las situaciones difíciles en esta vida nunca van a ceder terreno y mucho menos si están por encima de la voluntad de Dios, la cual es, que tengamos una relación íntima con él y no con nuestros problemas.

Puede ser que en estos momentos usted se encuentre en esta misma situación, donde no encuentre al verdadero Dios. ¿Sabe cuando lo encontrará? Cuando se acerque y crea en Jesús como señor y salvador de su vida y no como un rey de emociones; entonces tendrá un verdadero encuentro, con quien más que emociones, le dará bendiciones eternas.

Oración: Padre enséñanos siempre tu camino y no nos dejes llevar por las emociones de este mundo, haz que las cargas sean más llevaderas poniéndolas siempre en ti. Amén.

Pensamiento: El mundo está lleno de confusión, yugos y problemas, pero cada una de ellas tiene solución en CRISTO.

Recurso enviado: Eduardo – Cuba

Ayúdanos a Crecer. Si deseas compartir tu testimonio, historias, mensajes o reflexiones para que sean publicadas en “El Mejor Compartir”, solo tienes que enviarla por correo a esta dirección: Comparte con nosotros

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

El Mejor Compartir. Copyright 2008 All Rights Reserved