lunes, 25 de marzo de 2013

Enseñanza: Santidad y pureza sexual


“Para que fuésemos santos” Efesios 1, 4 

La pureza nos es impartida en un acto soberano de Dios, siendo el resultado de nuestra conversión, para cuidarla y atesorarla como ese regalo que expresa lo bueno de Dios en nuestra vida (Integridad, Dominio, Amor). Y así disfrutar lo que ha creado en toda su dimensión.

La pureza es tan importante para nuestras vidas, como son nuestras glándulas salivales y gustativas de nuestra boca, para saborear un platillo.

La pureza es el resultado de la santificación que Dios hace en nuestras vidas, cuando venimos a ser engendrados por El. Juan 1, 12-13 “no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne”

Cuando crees en Jesús y confías en El. Desde ese momento eres santo. Ya nada te dará más santidad o menos santidad, la santidad en tu vida esta. Ese es el deseo de Dios Efesios 1, 4 ¨para que fuésemos santos¨. No eres santo por lo que haces, sino por lo que eres.

Así como la Salvación es un regalo de Dios, también la santidad lo es. No nos costó nada, fue el deseo de Dios quien lo hizo para nosotros. Y nos ha dado de su santidad para disfrutar de Él y de lo que está a nuestro alrededor. Tu vida al ser envuelta por la santidad de Dios, te lleva a vivir una vida en santidad en donde surgirán cambios como, tu intimidad, tú forma de comportarte y en la manera de relacionarte con los demás.

Tu vida al ser colocado en una posición de pureza, puede ser criticada, que te digan pasado de moda o anticuado. En tu alrededor serás señalado como, el que no disfruta de su juventud o bien el que no aprovecha de las “Oportunidades”.

Nadie cuidara de la pureza que Dios te ha dado, sino las procuras y cuidas por ti mismo. Pueden venir muchos argumentos que pueden tentarte a ceder, pero si la naturaleza de Dios está en tu vida no importan las caídas, tu nueva vida te lleva a apreciar cuan valioso es guardarte para El.

1 Tesalonicenses 4:3 “La voluntad de Dios es que seamos santos, entonces aléjense de todo pecado sexual”, ¿A que podemos llamar algo impuro o pecado sexual? Dios creó el sexo, no solo con el propósito para procrear, sino también para que disfrutáramos de ella en el matrimonio. Lo establecido por Dios sexualmente, es 1.-Hombre- Mujer, 2.- Procrear, 3.- Placer. Todo esto bajo la protección del matrimonio.

La intimidad entre dos personas debe de tener compromiso, una intimidad sin compromiso, es como estar escalando el Everest y en la cima estando tu compañero (a), que sosteniendo tu soga, decide soltarte. El Everest representa tu esfuerzo y dedicación, la soga es lo que les has estregado de ti, la cima lo que sueñas con esa persona. Todo esto involucra una parte de ti en la otra persona, el compromiso los protege a cada uno para no ser lastimados y dejen de disfrutar la pureza que Dios ha puesto en sus vidas.

Efesios 5:3-9 “Que no haya ninguna inmoralidad sexual, impureza ni avaricia entre ustedes. Tales pecados no tienen lugar en el pueblo de Dios. Los cuentos obscenos, las conversaciones necias y los chistes groseros no son para ustedes. En cambio, que haya una actitud de agradecimiento a Dios. ⁵ Pueden estar seguros de que ninguna persona inmoral, impura o avaro heredara el reino de Cristo y de Dios. Pues el avaro es un idolatra que adora las cosas del mundo.

1 Tesalonicenses 4:7-8 “Dios nos ha llamado a vivir en vidas santas, no impuras. Por lo tanto, todo el que se niega a vivir de acuerdo con estas reglas no desobedece enseñanzas humanas sino que rechaza a Dios, quien les da el Espíritu Santo”. Dios siempre busca nuestro bien, porque Él es bueno. Él nos quiere conducir a una vida totalmente plena.

La Santidad en nuestra vida, tiene su destino en un mar inmenso, en donde jamás termina, el Dios que lo llena todo, llena tu vida. Y utiliza tu vida en pureza, para sus propósitos, es ahí donde Él se introduce dentro de ti, para ser de aquellos que están en un constante asombro de sus maravillas, siendo capaces de comprender no en toda la medida, pero si en lo suficiente para estar sumergidos en el amor de Dios, como dice el Apóstol Pablo en Efesios 3:18-19 “Espero que puedan comprender, como corresponde a todo el pueblo de Dios, cuan ancho, cuan largo, cuan alto y cuan profundo es su amor.

Es mi deseo que experimenten el amor de Cristo, aun cuando es demasiado grande para comprenderlo todo. Entonces serán completos de toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios”.

El ofrecer mi vida a Dios, tal y como es, trae un agrado a Dios único. Es la muestra que Dios espera de ti, para que seas parte de la riqueza de su amor. Dios no desea que dejes de vivir, El desea darte vida, totalmente buena, agradable y perfecta. Romanos 12:1-2 “entreguen su cuerpo a Dios”

Recurso compartido
Gabriel García - Mexico

Ayúdanos a Crecer. Si deseas compartir tu testimonio, historias, mensajes o reflexiones para que sean publicadas en “El Mejor Compartir”, solo tienes que enviarla por correo a esta dirección: Comparte con nosotros

1 comentarios:

Mario dijo...

Interesante estudio:

Dejo este etudio para complementar el tema

http://www.pacto-nuevo.org/2011/04/que-son-las-obras-de-la-carne.html

Publicar un comentario en la entrada

 

El Mejor Compartir. Copyright 2008 All Rights Reserved